Historia

Leonardo Lanzarini y sus hijos, viñadores en Módena , Italia, llegaron a América a principios de siglo. Alrededor de 1905 se establecieron en Rivadavia. En 1936 adquirieron una bodega, comenzando a elaborar sus propios vinos logrando un altísimo prestigio con ellos en su zona. Desde 1993, la familia Lanzarini inicia un proceso de selección de variedades y aplicación de nuevas tecnologías de elaboración, para obtener su mayor la mayor expresión varietal de sus vinos .

La Ramada es el antiguo nombre del lugar donde la familia se estableció a orillas del caudaloso río Tunuyán, zona de tierras aluvionales, franco arcillosas, de buena profundidad, donde las uvas llegan a la plenitud en su maduración. Fruto de estas tierras nacen sus vinos Montecepas, que significa viñedos de las montañas.

Actualmente la empresa es conducida por Don Leonardo Carlos Lanzarini y la calidad de los vinos esta custodiada por sus hijos en toda la cadena.